miércoles, 12 de febrero de 2014

¿San Valentín? este año no por favor.

Se acerca de una manera aterradora y brutal San Valentín. Joder que tío más pesao. Aun no me he comido todos los turrones y ya estamos aquí con otra fiesta consumista, pero esta además no se de donde se la han sacado.

Nunca me ha gustado celebrar el día de los enamorados, tan siquiera cuando tenía pareja. Os lo juro.
Si tienes pareja, es probable que la cosa no termine bien porque tu chico se ha olvidado de esa docena de rosas que tú esperabas en tu casa, o de esa escapada romántica que tantas ganas tienes de hacer con él. Los hombres pasan mucho de estas cosas.

A mí.... una vez me regaló una rosa en nueve años, y aun la guardo.
Los otros años... pues a veces con estar juntos era más que suficiente.

Y siempre queda el recurso de que te digan hoy te voy a hacer sentir especial y te hagan ellos la cena, lo que supone que tienes que fregar después media cocina y si sale bien el experimento pues ya puedes darte por contenta.
¿ Que luego ellos quieren "postre especial"?. pues no te apures que siempre en el peor de los casos, aparece otra cosa roja, muy oportuna ella que te jode la noche con nocturnidad y alevosía.

¿Para qué sirve quererse un día de una manera extraordinaria? Es estúpido. A mí o me quieres todo el año o no me sirve de nada que me quieras un día solo en el año.

Y no es que se celebre el dichoso día y ya esta. no señor.
Es que ya se celebra la semana de San Valentín o semana del amor.
Sales a la calle y todo huele a amor, todo se llena de corazones y de cupidos, de tartas con formas caóticas, de lencería fina, fina de transparente, no de elegante.

Pones la televisión y la programación coge un sabor tan pasteloso que igual el viernes la mesa de debate de Ana Rosa es la mesa del amor. Si sale hasta en el telediario detrás de la crisis.

¿Y alguien ha pensado alguna vez en esas personas solteras, o separadas que no quieren ni oir de esto?
Mismamente, este año yo paso de amores, más que nada los amores pasaron de mí. Y ya no se si encerrarme bajo siete llaves o resignarme.

Este año ya doy por sentado que nada de flores, ni de comidas especiales ni nada por el estilo.
Y para consolarte te dicen... chica, siempre puedes estar enamorada de tí misma. Si y de premio me regalo yo una caja de bombones para mi dieta... O salir con los amigos. ¿Los que? En mi caso, como están todos casados, o son imposibles de alcanzar, pues como que no da resultado, es aun peor.

Mi consuelo es que al menos mi hermano no saldrá con la novia por ahí a darme envidia porque no tiene pareja, y mis padres pasan de este rollo de love party.

A tomar por saco el 14 de febrero, pero bien lejos, y sin billete de vuielta. Este año creo que voy a hacer una comida de solteros o abandonados y a ver si entre todos nos emparejamos o deducimos que se está mejor solo que mal acompañado.

2 comentarios:

Ajovin Puente Mateo dijo...

¿No estás enamorada de Zaragoza? ¿No estás enamorada de la buena cocina?
Pues celebra tus amores, chata. Todos, también esos.

Medranica55 dijo...

Toda la razon. Esto de los dias señalados es como,vender cosas que no sirven para nada y quitarlas del medio. Y que voy a decir que no te haya dichomuchas veces, guapa.Tequeremos.